Prótesis dental fija

¿Qué es una prótesis dental fija?


Una prótesis dental fija es un sustituto artificial y puede ser:

  • Sobre diente:

         Las prótesis dentales fijas sobre dientes se utilizan para reponer dientes perdidos, cogiendo un diente por detrás y uno por delante del diente ausente. Comúnmente llamadas puentes. Es la opción fija más económica, permite recuperar la función y estética perdida. El aspecto negativo de este plan de tratamiento radica en que hay que hacer más pequeños los dientes de al lado.

         Existen dos tipos de materiales: metal-cerámica y  zirconio-cerámica. En Clínica Dental Castilla salvo por condicionantes económicos siempre recomendamos a todos nuestros pacientes prótesis fijas sobre dientes de Zirconio-Cerámica ya que la adaptación a la encía, la estética, la naturalidad y la capacidad de absorción de fuerzas es mucho mejor.

  • Sobre implantes:

         Las prótesis fijas sobre implantes se utilizan o bien para reponer un diente perdido o para reponer todos los dientes perdidos. En función de los dientes que haya perdido un paciente y de la cantidad de hueso que tenga se le recomendará un tipo u otro de prótesis.

         Cuando un paciente debe reponer pocos dientes se optan por coronas de metal-cerámica o de zirconio-cerámica.

         Cuando a un paciente le faltan todos los dientes la forma de recuperar la dentadura con implantes dentales puede ser:

         Sobredentadura: Es una prótesis de acrílico con paladar de quitar y poner que va sobre implantes. La unión sobre los implantes es como si hubiera unos corchetes, tal que la prótesis no se mueve y el paciente recupera la función masticatoria como si tuviera sus propios dientes. El paciente puede comer absolutamente de todo. El paciente se retira la prótesis después de las comidas para limpiarla y por las noches para dormir si lo estima. La sensación de ajuste es excelente. Es la opción más económica para los pacientes que no tienen dientes y quieren tener dientes fijos. Se colocarían aproximadamente de 4 a 5 implantes (tanto arriba como abajo), aunque hay que analizar, individualizar y estudiar el caso ya que depende de múltiples factores.

         Híbrida: Es una prótesis de resina sin paladar que va totalmente fija. El paciente no se la puede quitar. Esta opción de tratamiento es más económica que las prótesis de metal-cerámica, pero más cara que las sobredentaduras. Esta opción está indicada en pacientes que han perdido todos los dientes y además tienen una gran pérdida de hueso con pérdida de soporte labial (labios hundidos). Este tipo de prótesis permite recuperar no solo la función y la estética sino también el soporte labial. Este tipo de prótesis debe levantarse cada 4 ó 6 meses máximo en Clínica Dental para limpiarla por lo que el mantenimiento a largo plazo es más caro. Se requieren, por norma general, al menos de 6 implantes arriba (maxilar) y 5 implantes abajo (mandíbula) para poder realizar este tipo de prótesis dental. El paciente deberá llevar una férula de descarga por la noche para proteger los implantes y la prótesis. Las férulas de descarga actuarían de rompefuerzas absorbiendo el impacto.

         Metal Cerámica: Es la mejor opción de tratamiento para reponer todos los dientes perdidos. Se necesitan por norma general de 6 a 8 implantes arriba (maxilar) y 6 implantes abajo (mandíbula). Este tipo de prótesis es la más cara, pero la más barata a largo plazo ya que no suelen dañarse. La estética que se consigue con este tipo de prótesis es la más natural de todas, además que la sensación de confort para el paciente es aún mejor con esta prótesis que con las otras ya que carece de paladar y la suavidad de la cerámica es mayor que la de la resina. Son prótesis más higiénicas que las anteriores. Este tipo de prótesis no está indicada en pacientes con grandes atrofias óseas salvo que se le someta a cirugía regenerativa. El paciente deberá llevar una férula de descarga por la noche para proteger los implantes y la prótesis. Las férulas de descarga actuarían de rompefuerzas absorbiendo el impacto.

¿En qué casos se recomienda una prótesis dental fija?


  • Prótesis Dental Fija sobre dientes:

         Se recomiendan en pacientes que tienen muy deteriorados los dientes adyacentes al hueco, de modo que a parte de devolver el diente perdido damos más resistencia a los dientes vecinos al ponerles una funda de protección.

         Se recomiendan en pacientes que tienen en las muelas los puntos de contacto abiertos y no quieren ortodoncia, al poner una funda sobre un diente, se cierra el punto de contacto previniéndose el acúmulo de comida y la pérdida ósea posterior. El paciente tendrá mejor higiene y confort.

         Pacientes que tienen los dientes muy inclinados a causa de haber perdido los dientes vecinos y quieren reponer los huecos y no ponerse ortodoncia para alinear los dientes. El diente inclinado habría que corregirlo por medio de una corona o funda.

         Pacientes que tienen grandes caries y requieren de incrustaciones de cerámica o de composite para devolverle al diente la resistencia, función y estética perdidas. Las incrustaciones se adhieren al diente y solo reproducen la parte perdida del diente, de modo que el tratamiento es menos invasivo que las coronas o fundas ya que no es necesario tallar el diente. Podríamos decir que las incrustaciones son las carillas de las muelas. No se recomiendan en pacientes con bruxismo moderado-severo.

         Se recomiendan en pacientes que tienen una gran destrucción de los dientes a causa del bruxismo, perdiendo lo que se conoce como dimensión vertical. En estos pacientes es necesario recuperar la altura de los dientes y la estética perdida. De no hacerlo el paciente seguirá destruyendo los dientes hasta que los pierda. A medida que el paciente vaya perdiendo dimensión vertical los problemas musculoesqueléticos y articulares irán ascendiendo.

         Se recomienda en pacientes que tengan fobia a los implantes dentales o que por condiciones económicas, de salud o de otra índole no puedan optar a la primera línea de tratamiento: prótesis fijas sobre implantes dentales.

         Se recomiendan en pacientes que quieran corregir alteraciones de la forma, color o tamaño de sus dientes, esto serían las carillas de cerámica o de composite.

         En pacientes que han perdido algún diente y tienen menos de 18 años. En estos pacientes se realizaría una prótesis fija mínimamente invasiva hasta terminar el crecimiento, para que posteriormente se les coloque un implante dental. El nombre del tratamiento se llama Maryland y es un tratamiento provisional de larga duración.

  • Prótesis Dental Fija sobre implantes

         Se recomienda a toda persona que le falten dientes, sea simplemente un diente o sean todos los dientes. Las prótesis dentales sobre implantes dentales son la primera y mejor opción de tratamiento para reponer los dientes perdidos en la población.

         Las prótesis sobre implantes dentales permiten a los pacientes tener la misma potencia muscular que los individuos que tienen todos los dientes, es decir, pueden comer el mismo tipo de alimentos y a la misma velocidad que los pacientes que tienen todos sus dientes naturales. Recuperar la función masticatoria permite tener una población con una mayor calidad y esperanza de vida, ya que es población mejor nutrida.

Escrito por Dr. Álvaro Marcos Santos

Quiero más información sobre
Prótesis dental fija

¿Suena bien verdad? Pide cita en nuestra clínica y la primera toma de contacto será totalmente gratuita.