Bruxismo

¿Qué es el bruxismo?

 

Bruxismo es el término con el que se conoce el rechinamiento o apretamiento de dientes, un hábito que puede generar alteraciones en la articulación temporomandibular (ATM), que es la que une la mandíbula con el cráneo, y dolores de boca, cabeza, cuello, etc.

En nuestra Clínica lo tratamos de manera multidisciplinar de la mano de nuestros Doctores Álvaro Marcos, María González e Inmaculada Martín ya que el 50% de los dolores de cabeza y cuello son por esta causa.

Causas del bruxismo:

 

El bruxismo generalmente aparece en épocas de estrés y ansiedad del paciente, por ejemplo en el siglo XXI la población duerme un 25% menos que las generaciones del pasado siglo, la reducción en las horas de sueño es un desencadenante de estrés ya que produce un aumento en los niveles de cortisol.

Los desórdenes dentarios son causa del apretamiento, ya que los dientes deben engranar a la perfección para lograr la estabilidad muscular y así prevenir esta enfermedad. Por este motivo es tan importante la prevención, he ahí que revisemos a los recién nacidos desde los 6 meses de edad.

¿No tengo dientes, puedo tener bruxismo? Totalmente, ya que el bruxismo es un problema muscular, sólo que los dientes ordenados y alineados ayudan a combatirlo.

Síntomas del bruxismo:

¿Siente dolores de cabeza, cara, cuello, oído, ojos, hombros… y no sabe por qué?

¿Mientras duerme le dicen que rechina los dientes o nota que está apretando?
¿Cuando abre la boca, escucha chasquidos en la mandíbula, en la zona del oído?
¿Siente mucha sobrecarga al masticar o al levantarse por la mañana? 
¿Le cuesta abrir del todo la boca?
¿Nota que se le duermen las manos, siente inestabilidad o que se marea?
¿Tiene pesadillas, insomnio, terror nocturno o se levanta con la sensación de no haber descansado?
¿Se cansa al masticar? 

Consecuencias del bruxismo:


Si siente alguno de estos problemas, se encuentra seguramente con alguna alteración funcional del sistema masticatorio. Esta patología es frecuente en más de un 50% de la población. Los problemas de la ATM (Articulación Temporomandibular), pueden llegar a producir importantes limitaciones en las funciones: masticatoria y fonatoria. Además el desgaste dentario que trae consigo es irreversible, a medida que vaya pasando el tiempo y el problema no se trate la afectación será mayor.

Tratamiento para el bruxismo:


El tratamiento del bruxismo depende de cada paciente, se diagnostica y se trata en la Clínica Dental, por eso en Clínica Dental Castilla lo tratamos con María (Fisioterapeuta), Inma (Ortodoncista) y Álvaro (Cirujano-Prostodoncista) a lo largo de toda la vida del paciente, para ello revisamos a los pacientes máximo cada 9 meses una vez que se ha recobrado la salud.

En los casos leves el tratamiento del bruxismo suele ser una férula de descarga fabricada a medida con una base colorimétrica que permita evaluar la estabilidad muscular del paciente, estás férulas se utilizan principalmente durante la fase nocturna. El uso de la férula impide el apretamiento dental logrando que la musculatura se relaje y que los dientes no se desgasten.

Los pacientes que les faltan dientes, deben reponerlos con implantes dentales o con puentes, a medida que se crean más patas a una mesa más estable es esa mesa. Pues para la boca, la articulación y los músculos, los dientes serían como las patas de una mesa.

Al ser un equipo con varios profesionales podemos tratar los casos de bruxismo severo que requieran fisioterapia, alinear sus dientes con ortodoncia y reponer los dientes perdidos para así recuperar la salud del paciente. Además hay un tipo de paciente que es el que ha perdido lo que se conoce como dimensión vertical.

El paciente que ha perdido la dimensión vertical a causa del bruxismo debe tratarse de forma preferente, el tratamiento consiste en recuperar dicha dimensión vertical. Esto se diagnostica en la clínica dental y se caracteriza porque el paciente tiene los dientes muy desgastados (dientes muy pequeños). Al tener los dientes tan desgastados, la altura del tercio facial inferior estaría reducida haciendo que la musculatura esté contraída de forma constante y crónica.

Cuando los músculos se encuentran de forma permanente contraídos empiezan a traccionar de otras estructuras, por eso a veces los pacientes con bruxismo severo sin tratar pueden tener rectificaciones cervicales. El tratamiento multidisciplinar puede reducir los síntomas del paciente recuperando la calidad de vida.

Escrito por el Dr. Álvaro Marcos Santos y por María González Béjar

Quiero más información sobre
Bruxismo

¿Suena bien verdad? Pide cita en nuestra clínica y la primera toma de contacto será totalmente gratuita.